16 de Enero, 2017
[RELATO] Travesuras con Jorge y 4 compañeros mas
tenía 16 años y ese miedo que las personas supieran de mi tendencia sexual, ya me estaba dejando de importar, puesto estaba desarrollando mi sexualidad oculta, con Jorge, uno de mis compañeros de clases, después de varios encuentros que tuvimos donde él me pedía que le mamara la verga a diario, dos veces al día. Antes de entrar a clases, y luego al final de clases. A veces hasta entre ellas. Ya comencé a sentirme dispuesto a las peticiones de Jorge de que se las mamara a otros compañeros.
Cuando por fin me armé de valor, el día llegó y Jorge con 4 compañeros nuestros, los más "bullies" (abusadores) y deportistas del aula, planearon el escenario perfectamente. Eran los más sociales e incluso varios eran los mas ricachones del colegio. Muchachos fresas, puesto que era un colegio privado.

En ellos estaba Jorge, como repito, moreno, alto, 1.75m, atlético. Estaba Angel, era mitad gringo y mitad Mexicano, el del mejor cuerpo, el six pack completo,blanco, robusto, y debo adelantar, la verga más rica. Lucas, el más timido pero bien guardadita que se la tenía, era el de cara mas bonita, fino, blanco, igual alto, era el beibolista. Alfredo, el mayor, el más rellenito, pero de esos rellenitos morenos que son hermosos divinos, alto, era el fiestero del aula, y por último Jose, el mas alto de todos y el mas delgado, igual moreno, el de la verga más enorme, era otro fiestero.

Todo fue planeado sin mi, al salir de clase, me piden que los acompañe a uno de los carros de ellos, y pues yo ya sabía lo que trataba solo que no sabía quienes eran los integrantes, cosa que me encantó cuando vi. Hice mis respectivas llamadas a casa que no iba a llegar a la hora de siempre y como si ya tenía practica, paso todo normal.

Partimos del colegio, pedí que por favor pasáramos comprando licor por alguna gasolinera, ellos fácilmente accedieron ya que iban fumando hierba. Todos menores de 18 años. Estábamos en secundaria.
No sabía mi destino, pero me sentía seguro, los conocia a todos desde hace años. Y mi sorpresa fue terminar en un motel.

Para no hacerlo más largo, hablamos todos de sexo, ellos hablaban de mujeres y esperamos a estar tomados para que comenzara la acción. A pesar que ellos siempre fueron abusivos de alguna u otra manera conmigo, esta vez emanaban tranquilidad, y me hacía sentir seguro pero a la vez excitación. Jorge comentaba que yo mamaba verga deliciosamente, les contó como yo se la mamaba a diario en los baños o en su vehículo y me tragaba cada gota de semen. A lo que uno por uno se turnaron para aclarar la curiosidad, me colocaron en el piso contra una pared de espejo y todos comenzaron a cojer mi boca uno por uno. Todos eran deportistas, estaban previamente sudados, pero ninguno tenía mal olor. Uno por uno yo iba mamando polla, iban casi en fila..5 pollones esperaban, mientras los demas se masturbaban. Me cojían la boquita. No habían vergas pequeñas no más que la mia erecta. Alfredo gemía y fue uno de los primeros en venirse, me hizo tragar su semen - Traga tu leche, maricón. Y yo felizmente lo hice al sentir una corriente de liquido caliente en mi garganta. Pero la polla que más me encanto fue la de Angel. Se sentó en cama y me pidió arrodillarme y cuando se la va sacando, era una verga blanca, rosada, lampiña, con unos huevos enormes. Primero me hizo que le besara los pies y luego comenzó a cojerme la boca de la manera mas brutal. Le quite el short que traía puesto y fue la que mas disfrute. Le chupaba el tronco, la cabeza, la restregaba por toda mi cara y me daba golpes con ella.
Pasado un tiempo ya todos estaban con las vergas ensalivadas, lubricadas, estábamos ebrios, y yo ya quería ser penetrado.
No fue petición mia cuando seguia mamando la de Lucas, en cuclillas, que Angel comenzó a mamar mi culo, me abrió las piernas y metio su lengua mientras yo le mamaba la polla a Lucas, una polla blanca, la mas timida de todas, pero divina.
Fue que recuerdo que uno de ellos, no recuerdo quien, dijo asustado:
- Somos hombres, no nos cojemos a maricas.
Pero el resto dijo como que de ahí no iba a salir ni una palabra y que yo para ellos era una puta. Subieron el volumen de la película porno que había en el cable del motel y yo solo asentía con la turca en mi boca, tragandome ese vergón rosado, mientras Angel fue insertando su bella verga en mi culo que pedía a gritos turca e iba viendo a mi derecha, un espejo, yo estaba mamando y siendo penetrado a la vez. Veía su cuerpo escultural su abdomen ejercitarse contra mis nalgas, redonditas, blancas. Como el tronco de su polla entraba y salía de mi culo mientras me tomaba de la cintura.
Angel comenzó a clavarme, perforarme, gemía de placer y decía cosas sucias como que me iba a partir el culo, que iba a derramar su leche en el. Ahí las cosas se calentaron. Me daba duro, sentia que estaba siendo partido por la mitad pero de alguna u otra manera no sentía dolor sino placer.
Lucas se aparto y llegó esta vez Alfredo, que ya había eyaculado una vez, dijo:
- Mámamela maricón, excítame que luego el que te va cojer soy yo.
Y así sucedió. Apenas Angel terminó con dos gemidos sorprendentes tal como se habían turnado con las mamadas, esta vez fue con mi culo. Uno por uno. Solo que pedí que José me cojiera al final puesto que era la verga MAS grande de todas, era recta gruesa y habrá medido sus 20cm y me daba algo de miedo, la verdad. La mayoría andaban entre sus 15-18cm.
Asi pasamos toda la tarde, el licor seguía, esta vez Jorge me estaba cojiendo, decía que ya no aguantaba las ganas de meterme la verga en mi culo, y se sentía paraíso tener esa verga morena en mi culo, ya desbaratado. Después no sé de donde sacaron cocaína, me imagino andaban ya periqueados y pues, todo sucedió de la manera mas sucia pero divina posible. Tuve que inhalar para poder aguantar más placer.
Todos me tenían en la cama en 4, dándole a mi culito, creo que sangré un poco con José que fue muy duro pero igual intenso, la verga mas grande clavándome en la cama en posición de 4. Todos me hacían mamar turca mientras el otro me cojía, chuparles los huevos, tragar semen, me golpeaban con sus vergas por todo el cuerpo. Cuando vi que los 5 estábamos todos en la misma cama. Todos quieren de mi culo y de mi boca. Varios se vinieron mas de 2 veces. Y lo interesante fue que ninguno de ellos me besó en la boca. Si me lamían el cuerpo, me chupaban el ano, los pezones, el cuello.Al igual yo a ellos, les chupaba cada rincón del cuerpo mientras el otro me clavaba.
Todavía cuando ya supuestamente nos ibamos que yo decidí tomar una ducha, Lucas, llegó y me volvió a cojer. Era un éxtasis de placer indescriptible. Probe todos los semens de ellos, jugos más deliciosos, las pollas eran perfectas,aseadas, rectas, cabezonas.

Terminamos y al día siguiente ni a clases llegué jaja. Pero nunca más se volvió a repetir mas que una que otra mamada a alguno de ellos en los baños del colegio. Y todos callados, fue nuestro secreto de secundaria.

No cabe describir las palabras, me masturbé 3 veces haciendo este relato. Espero lo disfruten.
3222 views
Facebook +
Twitter +
ChavosGay.es - 2016 -