16 de Enero, 2017
[RELATO] Con el viejo de mi mejor amigo
Bueno, no esta es otra de tombos, pero igual se las cuento. Yo vivía antes por Chosica, cuando estaba mas chibolo, y la historia que les voy a contar es sobre un vecino. Bueno, en realidad, el papa de un vecino.

Yo tendria unos 10, 11 años, y tenía un vecino que era mi pata y su papa era policía. A esa edad me gustaba jugar con el nintendo, y como mi amigo tenia uno en su casa, siempre iba a su casa a jugar, y bueno pues, varias veces veia a su papa salir de la ducha en toalla, porque su casa era pequeña. El pata era zambo, bien formado, tenia cara de duro, buena gente, pero buen cuerpo.

La cosa es que la habitacion de mi pata era donde guardaban toda la ropa y el tombo, para ponerse ropa, se metia al cuarto donde jugaba con mi amigo, y me ganaba con sus piernazas y su herramienta. No podia sapear mucho porque estaba con mi amigo, claro, pero era una buena pieza al fin y al cabo y podía verla frecuentemente. Ademas de eso, el señor era medio borrachin.

Me hubiera gustado meterle mano alguna vez pero siempre estaba su señora en la casa, asi que no me le pude aventar, era muy arriesgado de todos modos, sin embargo, un dia estaba la señora de compras y mi amigo se habia ido a clases en la tarde.

Para eso, primero habia ido yo a jugar, y su mama me dejo entrar a esperarlo. Entre al cuarto donde estaba el nintendo y ahí estaba el tombo, tenia el uniforme tirado a un lado, estaba con una sabana encima y olia a trago... seguro que lo soltaron de la comisaría el dia anterior y se pego su tranca.

Me dio miedo que se despertara porque ya era tarde y se le debería de estar pasando la borrachera, pero me anime y le jale la sabana, seguia dormido, asi que lo toque, tendría unos 13 años entonces, y asi fue como empeze: tocaba la puntita con cuidado y le puse la puntita de la lengua sobre su cabezota… de pronto, se empezo a levantar.... yo estaba horrorizado porque no entendia bien eso de las erecciones en esa época y solo atine a quedarme mirando. La cosa es que se le levanto y estaba ahi, apuntando al techo, bien dura, o al menos asi se veía, ya me daba miedo tocarlo asi que lo mire un rato mas y me fui a la sala cuando oi que estaban entrando a la casa.

Ahí fue cuando mi amigo entro y cuando fue para su cuarto lo saco a su papa, ya con ropa (un chorcito nomas), pero a la volada... se notaba que todavia estaba duro. Nos cruzamos y se sento en el sofa de la sala y yo me meti al cuarto a jugar con mi amigo como siempre... pero que rica pichula que tenia, creo que por eso fantaseo con tombos. Ttendria sus 35 años, era un zambo grueso, no gordo, medio alto, con un pene que se veia grueso dormido (lo vi varias veces mientras se cambiaba), y duro, recuerdo que era un manjar.

Luego, me lo encontre un dia tomando con otros patas del barrio. Estaba con gente conocida asi que me acerque a saludar. Para molestarme, los patas del barrio me dieron cerveza y yo contento, ahi, con la gente, probando cervecita licor amargo... al final, paso el tiempo y ya eran como las 11pm y solo quedaba mi vecino el tombo zambo, otro pata que ya estaba picado y yo. Elpata se fue porque lo llamaron a su casa y me quede solo en la acera con el papa de mi amigo.

Era sábado, y como mis viejos no me controlaban, salir hasta bien tarde, y de pronto, el tombo me dijo que ya estaba grandecito como para mostrarme algo. Como viviamos en una zona bastante lejana, aun había bastantes chacras y poca población en ese entonces, asi que nadie nos ojeaba. Me llevo donde habia unos puestos de vigilancia, esos donde van a hacer sus quejas con los policias, unos cuartos pequeños, de unos 10 metros cuadrados. Entramos, llevamos las cervezas que quedaban de su borrachera y cerro la puerta por dentro. El toldo de madera ya estaba cerrado, asi que nos echamos en el piso a seguir chupando. Como era la primera vez que habia bebido, estaba mareadazo mientras conversabamos... la cosa es que se acabo la chela, y yo le dije al tombo que pucha... que estaba rico y que queria seguir chupando. El se rio y me dijo, si quieres seguir chupando, aqui tengo algo mas que puedes chupar, y se agarro la entrepierna mientras la miraba y me levantaba las cejas.

Yo estaba pasmado pero arrechísimo, era un chibolo de 14 años, borracho, y al lado de un tombo arrecho de 40 cuya pichula me hacia soñar despierto. De inmediato me le eche encima y sobaba mi cara contra su entrepierna sobre su pantalón. Como habia salido de su guardia, estaba todavía con uniforme... ese verde que todos conocemos y amamos. Yo empece a darle mordisquitos con los labios y el zambo la saco por el cierre. Nuevamente la vi erecta...apuntando hacia mi esta vez.

Ahí vino mi penuria. Yo sabia que el tombo era pendejo porque a veces hacia gritar a su mujer en las noches, todo el barrio lo sabia, pero estando mareado no me di cuenta que me exponia mucho con el. Me quite el short que tenia (era verano y hacia calor en la noche) y le agarre la mano y la puse sobre mi trasero, y el papa de mi amigo me volteo, ahi en el piso, al lado de las botellas. El tombo al toque se me puso encima y me ensalivo el ano, intento meterla pero no podia, yo todavia era un chibolo estrecho. La cosa es que poco a poco, por la calentura, mi culo cedio y la pingaza del zambo entro... casi grito pero el zambo me tapo la boca con sus manazas, me dijo shh shh shh shh y me dio un mordisquito en el hombro mientras me acostumbraba a la viga que me habia incrustado… y luego empezo el metisaca... no fue duro, supongo porque habra comprendido que iba a gritar mucho y nos podian descubrir, pero me tapaba la boca y me culeaba como la mayor fuerza que podía para no hacerme gritar. Yo, adolorido pero contento, sentia como me abria y me punteaba el alma, sentia que me partia, pero el tombo me empezaba a dar cada vez mas rapido, tanto, que unos minutos empece a llorar, me dijo, cállate mariquita, aguanta, y entonces empezo a culearme con mas fuerzas y puaj! me solto un chorro de leche encima... o dentro mejor dicho... dejo de moverse y se echo a un lado.

Sentia como si hubiera pasado un tren encima y me hubiera partido en dos, y me quede dormido... al rato, me despierto porque el papa de mi amigo me empezo a manosear el culo y veo al tombo duro de nuevo. Yo ya no estaba muy mareado pero si me dolia el culo. Repitio el plato con el conchesuvida, y ya como estaba abierto por la culeada anterior, esta vez no me tuvo piedad y metió la rata sin control, solo tapándome la boca.

Al final, ya no pude mas y le pedi que terminara… y se vino de nuevo. No podía ni caminar asi que me llevo cargado sobre su espalda a mi casa. Serian las 5am mas o menos… ya veía que empezaba a aclarar el cielo, y me dejo en la puerta de mi casa, me dio un palmazo y yo me arrastre como mejor pude hasta mi cama.

Esa fue la única vez que estuve con el, porque luego ya ni me dirigía la palabra cuando iba a su casa… pero ya luego les contare otra historia sobre esa casa, jejeje
1919 views
Facebook +
Twitter +
ChavosGay.es - 2016 -